Clínica Oftalmológica Dr. Alfredo Castillo Calle Quintana, 1 C/ Quintana, 1 (Zona Argüelles)

Telefono Clínica Oftalmológica Alfredo Castillo91 542 35 65

Solicite su cita para consulta en
horario de 10 a 20 horas


Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de retina oftalmologia Castillo
 

En qué consiste un desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina ocurre cuando la retina se despega de su posición habitual desplazándose hacia el interior del ojo. La retina no funciona bien si no está en su posición normal, por lo cual, la visión disminuye de forma brusca. Si no se se trata de forma rápida se puede producir la ceguera.
 

Por qué se produce un desprendimiento de retina

El ojo posee en su interior una especie de gel que se denomina humor vítreo. Este humor vítreo va variando con los años en su composición volviéndose más líquido. En ocasiones ese gel tracciona de la parte más periférica de la retina y produce una rotura entrando liquido y generando un desprendimiento.
 

 

Quién tiene más posibilidades de tener un desprendimiento de retina

Pacientes miopes, aquellos con familiares que tuvieron un desprendimiento de retina, cirugía ocular complicada previa, traumatismo ocular previo y lesiones predisponentes. Este último grupo puede ser tratado con laser para fortalecer la retina y evitar el desprendimiento. Por tanto es importante hacer un Fondo de Ojo y vigilar la retina periférica. Si se detecta alguna lesión predisponente habría que tratarla con Láser para evitar el desprendimiento.
 

Qué síntomas produce un desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina no da dolor, pero si da unos síntomas sobre los que tenemos que estar alerta. Se pueden ver motas o “moscas volantes” de manera brusca. Además suele ir acompañado de visión de luces o destellos luminosos. También puede observarse una “cortina” sobre la visión. Cualquiera de estos síntomas nos deben poner en alerta y acudir rápidamente a un centro oftalmológico.
 

Cómo se trata un desprendimiento de retina

El tratamiento puede hacerse con Fotocoagulación Láser si el desprendimiento es pequeño. Si es grande el tratamiento es siempre quirúrgico, bien mediante Vitrectomía o bien Cirugía Escleral.